La primera palabra de la vocación es gratitud.

Papa Francisco
01/27/2020

Felicidades, Papa Francisco !

¡ en su Ministerio al servicio de la Iglesia. Cuente con las oraciones de los Padres, Seminaristas, Jóvenes Sin Fronteras del Seminario Juan Bautista Scalabrini y de la Casa del Migrante de la Ciudad de Guatemala. Fuente/Autor: La Redacción
01/27/2020

ORACIÓN PARA PEDIR POR EL FUTURO PAPA

Espíritu Santo, que siempre has preparado el camino al sucesor de Pedro, ayúdanos en este tiempo de gracia, a orar con fervor y acoger en el amor a quien el Señor nos quiera dar. Como Iglesia Universal, unidos en oración, queremos a un hombre que tenga el espíritu del Evangelio, que imitando a Jesús Buen Pastor siga sirviendo a tu Pueblo. Espíritu Santo, nuestro Eterno Consolador, te pedimos especialmente que derrames tu Gracia, tu Luz y tu Amor sobre todos los Cardenales que han de elegir al nuevo sucesor en estos tiempos de dolor. Que el nuevo Papa nos presida en la unidad y en la caridad, sirva con ardor y gran celo por las almas con vigilante dedicación pastoral. […]
01/27/2020

Un niño estaba parado

, descalzo, frente a una tienda de zapatos temblando de frío. Una señora se acercó y le dijo: “Mi pequeño amigo ¿qué estás mirando con tanto interés en esa ventana?”. Él respondió: “Le estoy pidiendo a Dios que me de un par de zapatos”. La señora lo tomó de la mano y lo llevó adentro de la tienda y pidió a un empleado media docena de pares de medias para el niño y un par de zapatos. Preguntó si podría prestarle una tina con agua y una toalla y llevó al niño a la parte trasera de la tienda. Con cariño empezó a lavar los pies del niño y se los secó, luego le colocó las medias y los zapatos. […]
01/27/2020

Tú me amaste primero

Tû me amaste primero Iba a ponerme en camino, cuando venías Tú hacia mí. Quería yo correr hacia ti, pero vi que corrías a mi encuentro. Yo deseaba esperarte, pero supe que ya estabas Tú esperando. Deseaba buscarte, y vi que Tú ya estabas en mi búsqueda. Llegué a pensar: “¡Eh, ya te he encontrado!”, pero me sentí encontrado por Ti. Cuando yo querría decirte: “¡Te amo!”, Te oí decirme: “¡Cuánto te quiero!”. Yo quería elegirte, y ya me habías elegido Tú. Yo quería escribirte, cuando tu carta llegó en mis manos. Deseaba vivir por Ti, y te descubrí viviendo en mí. Deseaba regocijarme de haber vuelto a ti, y Te sentí regocijado por mi retorno. Dios mío, ¿seré yo […]