La primera palabra de la vocación es gratitud.

Papa Francisco
01/27/2020

Nuevo Ciclo Formativo 2014 – 2015

Nuevo Ciclo Formativo Scalabriniano 2014 – 2015. Al iniciar nuevamente con el ciclo académico y la revista Jóvenes Sin Fronteras 2014 – 2015 me recordé de uno de nuestros padres Scalabrinianos mexicanos que de buena forma lo llamamos por su apellido P. Chan, quien por años fue parte de un grupo de teatro, y muchas veces le escuché alegremente su experiencia, percatándome que lo esencial en Teatro era la voz de la “Tercera Llamada, Tercera…” era tan importante para él porque sabía que la hora había llegado y había que dar lo mejor de él. En el año escolar y del seminario ha llegado el tiempo de la tercera llamada, el domingo próximo 3 de agosto del año en curso […]
01/27/2020

Fácil es… difícil es…

Fácil es ocupar un lugar en una agenda telefónica. Difícil es ocupar el corazón de alguien… Fácil es herir a quien nos ama. Difícil es curar esa herida… Fácil es dictar reglas. Difícil es seguirlas… Fácil es soñar todas las noches. Difícil es luchar por un sueño… Fácil es exhibir la victoria. Difícil es asumir la derrota con dignidad… Fácil es admirar una luna llena. Difícil es ver su otra cara… Fácil es saber que estás rodeado por personas queridas. Difícil es saber eso y no sentirte solo… Fácil es tropezar en una piedra. Difícil es levantarte… Fácil es disfrutar la vida todos los días. Difícil es darle el verdadero valor… Fácil es prometerle a alguien algo. Difícil es cumplirle […]
01/27/2020

UN PENSAMIENTO DE LOS SEMINARISTAS PARA LOS JÓVENES SIN FRONTERAS, GDL 2014.

Sucede que yo tenía un plan… Pero no tuve tiempo de contárselo a nadie. La llamada fue tan fuerte, tan insistente, que ni siquiera pude hablar sobre mis proyectos. Yo tenía un plan de vida. Todo estaba previsto. Pero el Señor Jesucristo tenía su plan también. En mi mente atrevida yo fabricaba castillos; no aceptaba consejos, no consultaba a nadie. Pero él se acerco suavemente, colocó flechas en la ruta y enderezó mi camino. No fue solamente un sueño, ni una idea cualquiera; fue una llamada incesante, insistente, constante, que me hizo decir que sí, que sí, al plan de Dios; que no, al plan que yo tenía. Y ahora, después de este sí, después de este no, Yo comprendo. […]
01/27/2020

UN PENSAMIENTO DE LOS SEMINARISTAS PARA LOS JÓVENES SIN FRONTERAS, GDL 2014.

Sucede que yo tenía un plan… Pero no tuve tiempo de contárselo a nadie. La llamada fue tan fuerte, tan isistente, que ni siquiera pude hablar sobre mis proyectos. Yo tenía un plan de vida. Todo estaba previsto. Pero el Señor Jesucristo tenía su plan también. En mi mente atrevida yo fabricaba castillos; no aceptaba consejos, no consultaba a nadie. Pero él se acerco suavemente, colocó flechas en la ruta y enderezó mi camino. No fue solamente un sueño, ni una idea cualquiera; fue una llamada incesante, insistente, constante, que me hizo decir que sí, que sí, al plan de Dios; que no, al plan que yo tenía. Y ahora, después de este sí, después de este no, Yo comprendo. […]