Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
La Iglesia en México lanza una campaña de ayuda a los emigrantes
01/27/2020
Un misionero constata: África, «el basurero de nuestras infamias»
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Buscan paradero

27 de enero de 2020

EL PASO

De personas desaparecidas en la frontera

La Asociación de Familiares y Amigos de Desaparecidos pidió establecer un sistema que permita a los informantes de casos relacionados con narcotráfico revelar a las autoridades de Estados Unidos el paradero de cientos de desaparecidos.

“La ubicación de las fosas clandestinas en Ciudad Juárez (México), donde han sido desenterrados 22 cuerpos en los últimos cinco años, fue revelada por informantes a las autoridades de Estados Unidos”, dijo Jaime Hervella, director de la asociación, que desde 1994 lucha porque las autoridades den respuesta a estos casos.

Según Hervella, la organización tiene registrados 194 hombres y dos mujeres que un día fueron “levantados” por comandos armados de negocios, casas o de la calle y de los que se desconoce su paradero. De éstos 34 eran ciudadanos estadounidenses.

Sin embargo, el directivo indica que hay por lo menos 200 desaparecidos más, cuyas familias han sido amenazadas y prefieren callar antes que perder a otro ser querido.

Hervella dijo que la agrupación envió una carta a las autoridades estatales de Chihuahua -donde se asienta Ciudad Juárez-, así como al Gobierno federal mexicano, para que se establezca un sistema que permita a los informantes ofrecer datos a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) sobre el paradero de los desaparecidos o de sus restos.

“Estos informantes no se acercan a las fuerzas policiacas mexicanas por temor a que la información se filtre y llegue a oídos de agentes involucrados en las desapariciones, poniendo en peligro sus vidas”, sostuvo Hervella.

HAY FOSAS CLANDESTINAS

De acuerdo con el directivo, se han encontrado cuerpos de desaparecidos en fosas clandestinas localizadas en ranchos o en patios de viviendas particulares.

“La existencia de estas fosas ha sido revelada por informantes que han ofrecido los datos a las autoridades estadounidenses” por lo que las autoridades mexicanas se han visto obligados a responder a la denuncia, afirmó.

Gracias a estas informaciones se han podido encontrar fosas en el Rancho la Campana, donde se localizaron los restos de nueve personas, y otra ubicada en una vivienda particular de la colonia “Las Acequias”, donde se encontraron 12 cadáveres.

La semana pasada fue localizado un cuerpo más en una vivienda en las inmediaciones del hipódromo.

Según Hervella, las autoridades mexicanas se han lavado las manos bajo el argumento de que los desaparecidos en Ciudad Juárez están relacionados al narcotráfico.

“Sabemos que los carteles de droga están pagando a policías para perpetuar estas desapariciones”, dijo Hervella, quien agregó que muchas de estas familias han proporcionado descripciones de los integrantes de los comandos armados, y en algunos casos incluso han ofrecido nombres.

“Pero nunca se ha hecho nada y los expedientes, cuando existen, están archivados sin que las autoridades hagan el mínimo esfuerzo por investigar”, enfatizó.

Entre los miembros de esta agrupación se cuenta Claudia Escobedo, de 28 años, cuyos padres desaparecieron en 1994 en Ciudad Juárez, luego de asistir a una función de teatro a la que fueron invitados por un comandante de la Policía Judicial Federal.

Su padre, Saúl Sánchez había desarrollado un sistema para que la policía pudiera interceptar las llamadas por celular de narcotraficantes.

“Queremos saber qué fue de ellos, sea lo que sea, para en caso de estar muertos, tener por lo menos a donde llevarles flores”, finalizó Escobedo.

Fuente/Autor: EFE – Diario de San Diego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *