Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Mártires de la persecución religiosa en España, no «de la guerra civil»
01/27/2020
El Papa presenta el ejemplo de Piergiorgio Frassati, estudiante y deportista
01/27/2020

Testimonios

Benedicto XVI recuerda a un católico que dio su vida bajo el nazismo por salvar a judíos

27 de enero de 2020

Odoardo Focherini, periodista, nació hace cien años

CIUDAD DEL VATICANO,

Benedicto XVI ha recordado el centenario del nacimiento de un católico italiano, asesinado bajo el nazismo por haber salvado la vida de numerosos judíos.

Se trata de Odoardo Focherini, periodista, que murió en el campo de concentración de Hersbruck (uno de los 74 subcampos de Flossenburg), el 27 de diciembre de 1944, a la edad de 37 años.

Es «una inolvidable figura de esposo cristiano, cuyo virtuoso ejemplo sigue hablando a la Iglesia de hoy», afirma el Papa en un mensaje enviado a la diócesis de Carpi (Italia) a través de su secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone.

El mensaje papal recuerda el centenario de su nacimiento (6 de junio de 1907).

El Papa «desea que la significativa fecha sirva para recordar el luminoso mensaje y el intrépido testimonio evangélico de un laico tan generoso que, imitando a Cristo, se entregó incesantemente a la salvación de sus hermanos».

Foccherini era administrador del periódico «L’Avvenire d’Italia», estaba casado y era padre de siete hijos.

En 1942, el director de su periódico le pidió que ayudara a algunos judíos polacos, llegados a Italia en un tren de la Cruz Roja Internacional, y enviados a Bolonia por el cardenal Pietro Boetto, arzobispo de Génova.

Focherini comenzó así una intensa actividad a favor de los judíos que se intensificaría con las deportaciones raciales posteriores que tuvieron lugar en Italia, organizando una red de expatriación a Suiza que salvó la vida de al menos 105 judíos.

Por esta actividad, que duró dos años, la Unión de las Comunidades Israelitas de Italia le entregó la medalla de oro.

El 11 de marzo de 1944, al visitar en el hospital «Ramazzini» de Carpi a un judío, Enrico Donati, para organizar su huida a Suiza, fue arrestado. En un solo interrogatorio se le acusó de haber escrito una carta en la que decía que ayudaba a los judíos «no por dinero, sino por pura caridad cristiana».

En 1969 fue declarado «Justo entre las naciones» por el Estado de Israel. Su causa de beatificación está en curso desde 1996.

Su figura será recordada este 9 de junio durante una misa en Carpi en la que participará, entre otros, el cardenal Francis Arinze, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

Fuente/Autor: Zenit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *