Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
La Corona de Adviento
01/27/2020
MENSAJE DE DIOS AL HOMBRE
01/27/2020

Tu Página

APRENDER A ESPERAR

27 de enero de 2020

En este Tiempo de Adviento iremos editando en esta Sección RECURSOS PARA EL ADVIENTO. Aprovéchenlos.

El tiempo de Adviento nos quiere ejercitar en una virtud cristiana básica: la esperanza.

Cada año cobra actualidad el Adviento, porque siempre necesitamos la venida de Dios a nosotros. Y nos hace falta aprender a esperarle. Sería señal de debilidad o de muerte si nos encontráramos satisfechos con lo que ya tenemos.

Y como también nosotros, los cristianos, podemos ir perdiendo a lo largo del año la sensibilidad por lo divino, nos conviene que el Adviento nos despierte el apetito de los bienes que verdaderamente valen la pena. En esta sociedad en la que nos toca vivir, los que nos consideramos cristianos, debemos ser el CORAZÓN que la mueva por caminos de esperanza.

Las personas que nos rodean deben ver en nosotros unos valores evangélicos claros: justicia, servicio, generosidad…, evitando todos aquellos valores que pro­mulga la sociedad de consumo: tener más, ser el más poderoso,…

PERO ¿QUÉ ESPERAMOS?

El pueblo de Israel estuvo durante siglos y siglos esperando al Mesías. Pero nosotros vivimos en el Nuevo Testamento: Cristo nació de María Virgen y apareció entre nosotros. Desde que El llegó todo ha cambiado en la historia: vivimos el tiempo de Cristo.

Si Jesús ya ha venido…¿qué esperamos?

Esperamos la venida gloriosa de Cristo al fin de los tiempos, para establecer definitivamente su Reino. Desde que llegó Cristo a nuestra historia, la plenitud de los tiempos está ya comenzada. después de Cristo no esperamos a nadie más. El inauguró ya su reino: este irá creciendo y madurando a lo largo de los siglos, hacia la plenitud final.

Mientras tanto recordamos gozosamente el nacimiento de Jesús en Belén, celebramos su aniversario y aprendemos las entrañables lecciones que sus protagonistas nos dieron.

LO MEJOR DEL ADVIENTO…ES LA NAVIDAD.

A esto nos invita y entrena el Adviento: a desear ese HOY tan intenso de la Navidad y aceptar plenamente la venida de Cristo Salvador a nuestra historia particular y comunitaria. La Navidad es la luz que ilumina todo el Adviento.

Lo más importante del Adviento son las semana de la Navidad y la Epifanía. En algunas oraciones pedimos:

· prepararnos con santas celebraciones a las próximas solemnidades de nuestra redención.

· que acojamos y celebremos el Nacimiento de nuestro salvador.

Fuente/Autor: Reflejos de Luz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *