Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
EL MARTIROLOGIO DE LA IGLESIA EN AMÉRICA
01/27/2020
La soledad de los inmigrantes latinoamericanos en España
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Apoyan queretanos a migrantes lesionados

27 de enero de 2020

Atienden a centroamericanos que caen del tren; sufren desde leves fracturas hasta la amputación de alguna extremidad; `Adoptan` familias a quienes requieren rehabilitación

Jueves 02 de junio de 2005

Querétaro, Qro.
Cada año, un promedio de 20 centroamericanos que viajan de manera ilegal sobre vagones del ferrocarril llegan con severas lesiones al Hospital General de la ciudad de Querétaro por haber caído del mismo.

El director general del centro hospitalario, Claudio Ortiz, aseguró que cotidianamente llegan centroamericanos mayoritariamente hondureños con severas lesiones traumáticas; “el que menos lesionado sale, trae fracturas expuestas pero finalmente terminan íntegros, sin amputaciones”.

En los cuatro años que ha estado al frente de este hospital, Claudio Ortiz ha observado a centroamericanos lesionados por haber caído del tren y que terminan con la amputación de las extremidades, fracturas craneales o incluso con parálisis total, causada por daños irreversibles en la columna vertebral.

De enero a abril de este año, refirió el médico, se han atendido a cuatro migrantes: a uno se le amputó el pie derecho y a otro el dedo pulgar de la mano derecha. Estos casos fueron los menos graves, pues hubo dos más: uno, con fractura total de la columna vertebral y la cuarta, una joven de 15 años a quien se le amputaron las dos piernas.

“Lo más leve que traen cuando pasan de manera sana, hasta cierto punto, son quemaduras por ir a la intemperie pero que no son graves… Los que nos llegan aquí con problema, vienen siendo alrededor de unos 20 al año, pero con lesiones muy serias, con amputaciones, con pérdidas de alguna extremidad”.

Recordó que de los últimos 15 casos que atendieron el año pasado, dos presentaron fracturas y contusiones, ya que los 13 restantes terminaron con la amputación de alguna extremidad.

Grupos de apoyo

Es tal la incidencia de este tipo de lesiones traumáticas, que en la ciudad de Querétaro se han constituido grupos de apoyo para migrantes, quienes les ayudan para conseguir incluso sus prótesis, informó el entrevistado.

Esto, porque la mayoría de las veces, los lesionados tienen que quedarse en Querétaro entre tres y cinco meses para adaptarse a su prótesis y recibir rehabilitación, explicó el médico.

Así, durante ese tiempo, familias queretanas asumen el compromiso de cuidarlos, darles alojamiento y alimentación.

“Este es un compromiso que se toma entre el Instituto Nacional de Migración (INM) y las agrupaciones de apoyo. Hay gente en Querétaro que les da albergue en sus casas; los adopta durante este tiempo, les dan de comer, dónde dormir e incluso los llevan a rehabilitación”.

Los domicilios y la identidad de quienes los “adoptan” no se difunden, precisamente porque los centroamericanos se encuentran en un estatus irregular, pero está claro que por humanidad no son deportados cuando se encuentran en proceso de rehabilitación, refirió Claudio Ortiz.

El director del hospital narró que hay casos severos que ejemplifican esta situación, como el de Éric López Díaz, un hondureño de 20 años, que tuvo una fractura a nivel lumbar de vértebra.

“Fue una afección… uno puede hablar de fracturas, pero en este caso, la columna estaba separada unos cuatro o cinco centímetros. Estaba prácticamente partida a la mitad; desde el punto de vista de la vida, sobrevivió aunque funcionalmente ya no tiene remedio; quedó parapléjico, sin ninguna movilidad de las piernas”.

Fuente/Autor: Juan José Arreola/Corresponsal/El UNiversal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *