Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
COMUNICADO DE LA PASTORAL DE LA MOVILIDAD HUMANA DE GUATEMALA
01/27/2020
Seis de cada 10 migrantes dejan trabajo en México
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

‘Agonizan’ escuelas por migración

27 de enero de 2020

Cierra Conafe de 5 a 10 planteles al año por falta de alumnos.

Tepic, México (11 febrero 2007)

La venta de nopal ha ayudado a las familias de la comunidad de La Herradura, Municipio de Tepic, a sostener los estudios de sus hijos.

Ocho niños se quedaron sin escuela en esta comunidad de 60 personas cuando las autoridades del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), decidieron cerrarla por falta de niños hace dos años.

Rodeados de papayos y plátanos que les dan de comer sin tener que pagar, los habitantes de este lugar se levantan diariamente a quitarle las espinas a cientos de nopales que venden en la ciudad.

Sus ingresos les sirven para vivir y pagar el camión que lleva a los niños a la escuela de la comunidad de El Rincón, a la que tienen que llegar si es que quieren seguir estudiando.

“Crecieron los niños y se casaron o fueron a estudiar a la ciudad, otros emigraron a Estados Unidos con sus familias, quedaron ocho que ahora van a la escuela de El Rincón”, contó Lucía Márquez, mamá de Jacqueline, una niña que gasta 20 pesos al día tan sólo en el pasaje para ir a la escuela.

Entre cinco y diez escuelas desaparecen en Nayarit cada año por falta de niños, pues sus familias emigran a Tepic o a Estados Unidos en busca de empleo.

Este fenómeno ocurre por igual en comunidades serranas que en la zona urbana de la capital cuando las oportunidades de empleo se agotan, informó María Cristina Pérez Álvarez, jefa del Departamento de Información y Apoyo Logístico del Conafe en la entidad.

“Es igual en todas las zonas. Ocurre en la sierra y en la ciudad. Las familias se mueven en busca de empleo. Hasta diez escuelas en un año hemos cerrado”, afirmó Pérez.

A veces la comunidad entera desaparece y regresa años más tarde, como sucedió con la comunidad de El Gigante, del Municipio serrano de La Yesca, Nayarit, donde la escuela fue clausurada en octubre del 2005 y un año más tarde fue solicitada su reapertura.

“La comunidad emigró a Estados Unidos, y un año después, en octubre del 2006, solicitaron la reapertura de la escuela”, dijo Pérez Álvarez.

Las escuelas de las comunidades de La Herradura, en Tepic; Las Ceibas, Los Sauces y El Aguejote, en Bahía de Banderas; y de Mexiquillo, en Acaponeta, también se cerraron.

Se calcula que unos 450 mil nayaritas viven actualmente en Estados Unidos, lo que representa la mitad de la población actual del Estado, que alcanza casi el millón de habitantes.

“Nosotros atendemos grupos de entre cinco y 29 alumnos. Cuando son menos de cinco niños pues ya no es costeable mantener abierta la escuela, entonces la cerramos y ofrecemos una beca a los niños para que se puedan mover a otra comunidad a estudiar”, explicó Pérez Álvarez.

Actualmente 46 niños son beneficiados en todo el Estado con esta beca de 187.50 pesos al mes, y que sólo se otorga a las familias que no cuentan con los apoyos del programa federal Oportunidades.

Otra alternativa que promueve Conafe para evitar la deserción escolar es la apertura de aulas compartidas, es decir, preescolar y primaria juntos.

“Estamos atendiendo ahora 112 aulas compartidas, entre aulas indígenas y con población mestiza. Nosotros tratamos de que todos los niños vayan a la escuela, pero a veces los padres no aceptan la beca, no quieren llevarlos a otras comunidades a estudiar”, explicó.

Esta escuela primaria del poblado de Buckingham, en el Municipio de Santa María del Oro, cuenta con apenas once alumnos.
Foto: Norma Sánchez

Fuente/Autor: Norma Sánchez/Corresponsal/Mural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *