El amor nunca es indiferente

Beato Juan Bautista Scalabrini
Prevén aumento en cifra de deportados
01/27/2020
Pide Obama a Congreso 12 mmdd para seguridad fronteriza
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

27 de enero de 2020

Estados Unidos pierde en muchos casos de deportación

WASHINGTON.- Cada año el gobierno estadounidense ha estado perdiendo más casos de deportación desde el 2009, según muestran datos divulgados este jueves por Transactional Records Clearinghouse en la Universidad de Syracuse, que compila y estudia los registros de procesos judiciales federales.

El informe no especifica cuántos casos de deportación apeló exitosamente la Policía de Inmigración y Aduanas —cuyos abogados representan al gobierno ante las cortes de inmigración— ante la Junta de Apelaciones de Inmigración. El gobierno puede apelar los fallos de las cortes de inmigración ante dicha Junta de Apelaciones, la cual forma parte del Departamento de Justicia.

Desde el comienzo del año fiscal del 2014 en octubre, jueces de inmigración fallaron en favor de inmigrantes en aproximadamente la mitad de los 42 mil 816 casos presentados, señaló la TRAC. En el 2013, el gobierno ganó aproximadamente el 52% de los casos.

Inmigrantes en California, Nueva York y Oregón han sido los más exitosos en sus casos recientemente, mientras que los jueces en Georgia, Luisiana y Utah han fallado más a menudo en favor del gobierno, de acuerdo con TRAC.

Los defensores de los inmigrantes acusan al gobierno de Barack Obama de expulsar del país a demasiadas personas, pero los republicanos opinan que el presidente es demasiado indulgente con aquellos que viven en Estados Unidos sin autorización.

Durante el gobierno de Obama, la Policía de Inmigración y Aduanas ha deportado a casi 2 millones de inmigrantes.

El Departamento de Seguridad Nacional no comentó de inmediato sobre las cifras. El gobierno federal no abrió sus oficinas el jueves a causa de una tormenta invernal que azotó Washington y gran parte de la costa este.

En años recientes, el gobierno de Obama ha emitido órdenes en las que instruye a las autoridades de inmigración a actuar a discreción a la hora de decidir cuáles inmigrantes no autorizados deben ser deportados.

Janet Napolitano, quien fungía como secretaria de Seguridad Nacional, dijo que debería usarse la discrecionalidad para inmigrantes que no representan una amenaza para la seguridad nacional o del público.

En el 2011, el gobierno revisó centenares de miles de casos pendientes en las cortes de inmigración. El esfuerzo tuvo como objetivo reducir la acumulación de más de 300 mil casos pendientes. Decenas de miles de casos fueron desestimados a la larga, pero ahora hay más de 360 mil casos por resolver, de acuerdo con TRAC.

En el 2012 Obama creó además un programa, llamado Acción Diferida para Arribos en la Niñez, para permitir que decenas de miles de jóvenes inmigrantes que viven sin permiso en Estados Unidos soliciten residencia en el país hasta por dos años y permiso de trabajo.

Kathleen Campbell Walker, una abogada de inmigración de El Paso, Texas, dijo que pudiera ser demasiado pronto para saber lo que significan las cifras de TRAC con respecto a las actividades policiales que regulan la inmigración. Dijo que los retrasos en las cortes significan que casos que están siendo considerados ahora por jueces pudieran remontarse años atrás.

Y aunque las leyes de inmigración no han cambiado en años recientes, algunos inmigrantes pudieran argumentar exitosamente que se les debería permitir quedarse en el país sobre las bases de esas directrices de discreción.

“Las implicaciones reales de esas cifras no son claras y la gente no debería apresurar conclusiones” , dijo.

En sus dos campañas presidenciales Obama prometió reformar las leyes de inmigración.

El Senado, dominado por los demócratas, aprobó una abarcadora propuesta de ley el 2013 que se ha estancado en la Cámara de Representantes, donde los republicanos tienen mayoría.

El mes pasado, representantes republicanos anunciaron un plan que habla sobre la seguridad fronteriza y el destino de más de 11.5 millones de inmigrantes no autorizados en el país. Sin embargo, una semana más tarde el presidente de la Cámara baja, John Boehner, dijo que será difícil aprobar una ley de inmigración este año.

“El pueblo estadounidense, incluidos muchos de nuestros miembros, no confía en que la reforma de que hablamos será implementada como se planeó”, dijo Boehner en una conferencia de prensa este mes.

Durante su informe sobre el Estado de la Unión pronunciado en enero, Obama prometió usar su autoridad para lidiar directamente con varios asuntos vinculados con inmigrantes.

Fuente/Autor: Prensa Libre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *