TemasTemas

La pornografía es un pecado mortal que invade todos los ámbitos de la vida

Imagen JSF
La pornografía es un pecado mortal que invade todos los ámbitos de la vida

Muchas personas luchan contra el uso de la pornografía, incluyendo fieles católicos, gente de fe, casados y solteros, padres, madres, jóvenes

Un proyecto de declaración sobre la pornografía será considerada para su aprobación por los obispos de Estados Unidos en su reunión general en Baltimore esta semana. El proyecto llama a la pornografía "pecado mortal" e insta a los católicos a alejarse de ella.

"La producción o el uso de la pornografía es un pecado mortal que debe ser confesado a fin de que la persona pueda recibir el perdón de Dios", dice el borrador de «Crea en mí un corazón limpio»: una pastoral en respuesta a la Pornografía

"Aquellos quienes producen y distribuyen pornografía perjudican el bien común, alentando, e incluso, causando a otros a pecar", dice el proyecto

La declaración, elaborada por el Comité de los obispos sobre Laicos, Matrimonio, Vida Familiar y Juventud, añade:

"Hay muchas víctimas de la pornografía. ... Toda la pornografía infantil es automáticamente una forma de trata y un crimen, porque se trata de la explotación sexual de un menor de edad con fines de lucro y está en contra de la voluntad del niño debido a la incapacidad de dar su consentimiento...

Muchas personas luchan con el uso de la pornografía, incluyendo fieles católicos, personas de fe, gente de fe, casados y solteros, padres y madres, los jóvenes y los viejos, el clero y los de la vida consagrada", indicó

La declaración, será introducida en el primer día de la reunión, requiere dos tercios de la aprobación de los obispos para que sea aceptada. Fue programada para una votación el 17 de noviembre.

Utilizando el Salmo penitencial (Salmo 51) para el título y como motivo recurrente en toda la declaración propuesta, dice en su introducción:

"Nosotros hemos visto los daños corrosivos causados ​​por la pornografía: los niños cuya inocencia son robadas, los hombres y mujeres que sienten gran culpa y vergüenza por ver pornografía ocasional o habitualmente; cónyuges que se sienten traicionados y traumatizados; y hombres, mujeres y niños, explotados por la industria de la pornografía".

¿Qué es la pornografía?

Aunque los tribunales de Estados Unidos han tenido dificultades en la definición de la pornografía, la declaración propuesta toma prestado del Catecismo de la Iglesia Católica para definirlo:

"La pornografía consiste en sacar de la intimidad de los protagonistas actos sexuales, reales o simulados, para exhibirlos ante terceras personas de manera deliberada. Ofende la castidad porque desnaturaliza la finalidad del acto sexual. Atenta gravemente a la dignidad de quienes se dedican a ella (actores, comerciantes, público), pues cada uno viene a ser para otro objeto de un placer rudimentario y de una ganancia ilícita" (CIC 2354)

La pornografía abarca lo que a veces es distinguido como "soft" y "Hard-Core". La declaración propuesta añade:

"Esta es una división artificial; Toda la pornografía es dañina y errónea, mientras que los efectos sobre una persona pueden variar según la intensidad del contenido. La Pornografía no es un arte"

La pornografía es un pecado que genera otros pecados

Esta también dice: "La pornografía nunca puede justificarse, incluso dentro del matrimonio."

La declaración propuesta también vincula a la pornografía con otros pecados, especialmente al de la masturbación. La masturbación, la cual es deliberada, es la frecuente estimulación erótica hasta el punto del orgasmo, comúnmente ocurre junto con el uso de la pornografía. Mientras nuestra cultura lo ve en gran medida como aceptable, la masturbación es siempre gravemente contraria a la castidad y a la dignidad del propio cuerpo.

Esta, señala la capacidad de penetración de la pornografía: "imágenes erótica, sobresexualizadas y pornográficas están presentes, ahora más que nunca, en toda la sociedad americana...

La corriente principal de la industria entretenimiento ha llegado a ser hipersexualizada. Novelas que en algún momento habrían sido clasificadas como "eróticas" ahora es la corriente principal, por no hablar de la gran apertura sexual en el género de novelas románticas.

Pornografía: una industria del pecado

La pornografía es un gran negocio. Se estima que los ingresos, fácilmente ronda los miles de millones de dólares cada año. La industria de la pornografía es agresiva, inteligente y regulada sólo esporádicamente...

Otros negocios, tales como cadenas hoteleras, empresas de cable y farmacias, se benefician en gran medida de la utilización generalizada de la pornografía y contribuyen a su accesibilidad

Esa capacidad de penetración produce efectos negativos sobre las personas y la sociedad, de acuerdo con esta propuesta.


Por  Anónimo
Comentarios:
      Si has leído el artículo puedes dejar aquí tus comentarios
 



Por el momento no hay ningun comentario para este artículo.