DevocionarioDevocionario


Oración por las vocaciones 5

Señor Jesucristo, Pastor bueno de nuestras almas;
Tú que conoces tus ovejas
y sabes cómo llegar al corazón de la persona;
Abre la mente y el corazón de nosotros
que buscamos una palabra de verdad para nuestra vida.

Haznos sentir que sólo en el misterio de tu encarnación
podemos encontrar plena luz.
Danos valor ya que sabemos dónde encontrar la verdad,
pero tememos que tu llamado sea demasiado exigente.
Sacude nuestras almas ya que queremos seguirte,
pero no sabemos vencer las dudas y los miedos
y acabamos por escuchar otras voces
y seguir otros callejones sin salida.

Tú, que eres la Palabra del Padre,
Palabra que crea y salva,
Palabra que ilumina y sostiene los corazones,
vence con tu Espíritu las resistencias
y vacilaciones de los jóvenes indecisos;
suscita en aquellos, a quienes llamas,
valor para dar la respuesta de amor:
“¡Heme aquí, envíame!”

Virgen María, Joven Hija de Israel,
ayuda con tu amor maternal a los jóvenes,
a quienes el Padre dirige su palabra;
sostén a los que ya están consagrados;
que repitan, como tú,
el sí de una entrega gozosa e irrevocable.
Amén.