DevocionarioDevocionario


Oración Misionera 3

Señor Jesucristo, único Salvador del mundo, ayer, hoy y siempre.

Cristo, primer misionero del Padre:
danos la gracia de descubrir el bautismo,
como fundamento de nuestro ser cristiano y apostólico;
suscita en cada uno de nosotros, verdaderos anhelos de santidad.

Dirige nuestras mentes
y sobre todo nuestros corazones
hacia el Padre tuyo y Padre nuestro,
a cuya casa viajamos en peregrinación.

Señor Jesucristo,
que llamaste a los apóstoles
para hacerlos pescadores de hombres
y constructores de paz,
en un mundo donde reine la justicia,
atrae hacia Ti a hombres y mujeres
e infunde en sus corazones el deseo de estar contigo
y de seguirte hasta el final.

Haz que compartan contigo tu sed de salvar a toda la humanidad;
abre sus corazones a los horizontes del mundo entero
que pide luz de la verdad y el calor del amor.

Permite que, al amanecer del nuevo milenio,
promovamos una nueva evangelización,
para que el Evangelio, que proclamaste,
llegue hasta los últimos confines de la tierra.
Todo eso te lo pedimos por intercesión de la Madre del Amor Eterno,
que con amor tierno sostiene a los últimos y más abandonados.