DevocionarioDevocionario


Letanía de Resurección

Caminemos, hermanos, hacia Cristo,
armados de la antorcha de la fe,
anunciando a los hombres la esperanza de una Tierra de Amor,
que ha de nacer.

Abraham, padre de todos los creyentes,
caminante de la esperanza ilimitada.
Camina con nosotros.

Moisés, brazo de Dios,
que movilizaste al pueblo para salir de la esclavitud.
Camina con nosotros.

Rey David, poeta, cantor,
guerrero y gobernante,
pecador y creyente.
Camina con nosotros.

Isaías y Jeremías,
profetas y anunciadores de un mundo nuevo,
perseguidos por ser fieles a su misión.
Caminen con nosotros.

Juan Bautista, precursor de Jesús,
mártir de tu misión profética.
Camina con nosotros.

Esteban, servidor de la comunidad cristiana,
apedreado por causa de Jesucristo.
Camina con nosotros.

Pedro y Pablo, columnas de la Iglesia,
mártires de Cristo.
Caminen con nosotros.

Agustín de Hipona,
convertido a Cristo,
maestro de muchas generaciones.
Camina con nosotros.

Francisco de Asís,
hermano de todos los hombres,
predicador de la alegría, de la canción,
de la paz y del reparto de bienes.
Camina con nosotros.

Francisco Javier, evangelizador de continentes,
agotado y muerto en plena juventud.
Camina con nosotros.

Carlos Borromeo, incansable pastor de tu pueblo,
hombre de penitencia y de oración.
Camina con nosotros.

Oscar Romero, arzobispo, profeta y mártir,
asesinado por defender a los pobres.
Camina con nosotros.

Juan Diego, testigo y misionero
de la Virgen del Tepeyac.
Camina con nosotros.

Felipe de Jesús, joven misionero
de Cristo hasta la muerte.
Camina con nosotros.

Cristóbal Magallanes y compañeros mártires mexicanos,
testigos del amor a Cristo Rey
y a nuestra Señora de Guadalupe.
Caminen con nosotros.

Juan Bautista Scalabrini, obispo,
catequista y padre de los migrantes.
Camina con nosotros.

Nuestra Señora de Guadalupe,
Reina de México y Madre de toda América.
Camina con nosotros.